VISITA NUESTRAS REDES

Sostener la vida para la lucha contra las adicciones

Durante la semana pasada desde La Ranchada se abordó la temática del consumo problemático de sustancias.

Desde el 2019, la Semana de la prevención del consumo problemático de sustancias fue instituida por la legislatura de Córdoba como ley. En este marco, a lo largo de la semana desde La Ranchada, nos comunicamos con diferentes voces en relación a este tema.  

Las adicciones y el consumo de sustancias, son un problema recurrente en los barrios y villas de Córdoba, por lo que conocer sobre el tema es una manera de cuidar a nuestras comunidades, acompañando y NO castigando.

La comunidad organizada, el estado y los sindicatos de trabajadores/as, han generado diferentes abordajes y propuestas para responder a la necesidad urgente de que esta problemática se acabe.

Cuando hablamos del consumo problemático no hablamos individualmente de las diversas sustancias, de las patologías y sus posibles tratamientos o de respuestas estatales criminalizantes; sino que entendemos a las personas que se ven involucradas en las adicciones como sujetos de derechos que habitan y conviven en la sociedad y que en diferentes oportunidades han visto vulnerados sus derechos.

Conocemos algunas de las diversas miradas y abordajes que se llevan adelante en Córdoba para prevenir y acompañar el consumo de sustancias; desde el estado municipal y provincial, desde organizaciones comunitarias y de la sociedad civil y desde el sector gremial.

Políticas Públicas

En lo que respecta a políticas públicas, en primera instancia nos acercamos a Pablo Bonino, subsecretario de Prevención y Asistencia de las Adicciones para conocer sobre el Plan Provincial que aborda esta problemática. Uno de los tres ejes de este Plan es el programa de Prevención Territorial, sobre esto Bonino nos comentaba sobre el Plan Provincial de Prevención y Asistencia de las Adicciones:

A nivel municipal, desde diciembre de 2019 existe la dirección de políticas sociales en adicciones que viene trabajando en diferentes ejes. Escuchamos a Lucas Torrice que nos comenta sobre estos trabajos, haciendo foco en la importancia de articular el estado con las organizaciones comunitarias:

Organización popular y comunitaria

Otro actor imprescindible en el abordaje de los consumos en Córdoba, son las organizaciones populares que han generado distintas estrategias en los barrios y villas, fortaleciendo los recursos y redes comunitarias y ofreciendo espacios de escucha individuales y colectivos.

Las Casa Puentes son un dispositivo de abordaje comunitario e integral de consumos problemáticos de sustancias, que surge del Movimiento Popular Nuestramérica en articulación con Sedronar. En Córdoba cuenta con casas en B° Arguello y B°  San Vicente y recientemente abrieron una nueva casa en B° San Ignacio. En las mismas ofrecen espacios de escucha y contención, además de talleres recreativos, artísticos y culturales. Además abrieron dos unidades productivas de carpintería y herrería que brinda oportunidades laborales a quienes asisten a la casita.

Eva Montenegro, psicóloga en la Red Puentes del Movimiento Popular Nuestramérica nos habla sobre la importancia de estas casa de acompañamiento:

Desde la Fundación ProSalud también trabajan en distintas líneas. Cuentan con un Programa Terapéutico Ambulatorio destinado a adolescentes, Grupos destinados a familiares y amigos, Espacios psicoeducativos, en articulación con escuelas y Trabajo territorial en junto a organizaciones populares y comunitarias.

Gabriela Richard, directora de la Fundación ProSalud nos comenta sobre los proyectos que llevan a cabo desde la fundación:

Género

La problemática del consumo está atravesada por otras cuestiones como la desigualdad de género, que interfiere en los tratamientos que las mujeres y disidencias pueden recibir, por los roles asignados y asumidos. Sol nos cuenta cómo lo ven desde la Casa Pueblo en Yapeyú.

Sol Alamo, integrante  de la consejería de género de la Casa Pueblo en Yapeyú, Movimiento Evita nos comenta sobre las dificultades del consumo problemático de mujeres.

Compartimos también el testimonio de Cintia, participante del programa de espacios de escucha, en B° Arguello. Es vecina de Argüello, quien con ganas, esfuerzo y contención del equipo de la Secretaría de Prevención de Adicciones, es protagonista de todo un proceso de recuperación que le permite hoy vivir su vida más tranquila y con más oportunidades.

Sindicales

Y por último en el ámbito gremial abordamos dos realidades. La primera está relacionada con el trabajo que la Central de trabajadorxs de la Argentina Autónoma realiza con compañeras y compañeros en estas instancias de vulnerabilidad, sin tener las herramientas profesionales para abordarlas. En este sentido, Guadalupe Reynoso, referenta de la CTAA Río Cuarto nos decía lo siguiente: 

Además nos conectamos con Virginia Ayala, delegada de ATE en el SENAF y trabajadora social en el Complejo Esperanza, que nos contó sobre la importancia de vincular las intervenciones entre las instituciones estatales y la organizaciones comunitaria y de las condiciones laborales en las que las profesionales especializadas se ven inmersas a la hora de realizar su trabajo.

El consumo de sustancias es una problemática persistente que afecta a todos los sectores sociales. En los barrios y villas, se entrecruza con otras vulneraciones de derechos que restringen las oportunidades de las personas para pensar en proyectos de vida saludables.

Creemos necesario visibilizar y fortalecer los trabajos articulados de organizaciones comunitarias, políticas públicas y trabajadores/as para abordar este problema, remarcando la necesidad de ACOMPAÑAR y NO CASTIGAR, de prestar oído y tejer redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *