VISITA NUESTRAS REDES

Trabajo sin patrón: La economía popular en los barrios

Gabriela Gauna, integrante del Centro Cultural y Cooperativa Textil “La Paquito” y Rodrigo Zovac, del Lavadero de autos Colinas del Cerro, Movimiento Evita ,explican el trabajo que realizan en estas unidades productivas.

Gabi es parte de una experiencia cooperativista que recuperó los saberes de las compañeras en el oficio textil.

«Durante la pandemia cosimos barbijos para el espacio, y estamos refaccionando para el sector privado, además de producción propia para feria», explica.

«Desde Overola – del Movimiento Carlos Mugica- nos capacitaron para el manejo de las máquinas y junto al equipamiento nuevo, nos ha fortalecido», remarca, recordando el tiempo que le llevaba hace un año hacer rifas y acciones que les permitiesen avanzar con la infraestructura y productividad.

Si bien no tenemos una figura de capataz tenemos la de coordonador; en este rol una compañera nuestra Patricia y Gaby, que llevan la parte técnica del taller y organizar el trabajo.
La organización es democrática porque todas tenemos saberes que podemos sumar.

Como parte de UTEP y militantes dentro del Movimiento Evita, se ssotiene con los salarios sociales, ya que el Potenciar es un monto escaso que necesita ser complementado.

«Hay mucho negreo en el trabajo… Nos ven a la economía popular como mano de obra barata»

Rodrigo, por su parte, coordina en el lavadero de autos y explica que en la experiencia de lxs trabajadorxs , el sector más joven complementa los salarios con oportunidades laborales y de demanda en la zona, como el lavadero.

«La idea surgió porque somos un grupo muy diverso… Pensando en el tema del agua vimos que podíamos hacer alguna actividad que no requiera de tanta experiencia».

«Tenemos mucho vínculo con los vecinos, los clientes son los vecinos y por ahora estamos en la zona», cuenta, aclarando que si bien en temporada de vacaciones es más dificultoso generar ganancias, es un proyecto que ven positivo.

Victoria Arreguiz se suma a la conversación compartiendo su experiencia con la Biblioteca Popular María Elena Walsh; un espacio que está debidamente inscripto y habilitado para hacer talleres, capacitaciones, trabajo con familias y perspectiva de género y acciones que generen acercamientos a la comunidad.

Este trabajo sociocomunitario, integrado por compañeros y compañeras, se sostienen con donadores, colaboradores, voluntarios y en su mayoría, bajo el resguardo económico del Plan Potenciar.

«

Compartí la nota en tus redes sociales