Fue en la Unidad Penitenciaria N°54 ubicada en Florencio Varela. Allí además se incorporó el primer restaurante íntegramente atendido por reclusos dentro de un penal.

El Programa Creer -impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, el Servicio Penitenciario bonaerense y Cook Master, empresa líder en brindar servicios de alimentación a grandes comunidades- tiene como objetivo capacitar a personas privadas de su libertad para luego integrarlas en el mercado laboral cuando terminen su condena.

Esta nueva Escuela de Gastronomía pasa a ser la segunda de este estilo, con edificio propio dentro del sistema, que ya cuenta con 13 establecimientos en diferentes unidades carcelarias donde estudian más de 1.000 personas privadas de su libertad.

Actualmente el Programa se implementa en Unidades Penales de la Provincia de Buenos Aires y, desde su inicio en 2009 al día de hoy, ya han salido unas 218 personas que, luego del cumplimiento de su pena, han logrado capacitarse y reintegrarse al mercado laboral. Porque el programa arranca cuando aun están en prisión. Allí estudian cocina, reciben un título y pueden acceder a trabajo cuando salen. sumarse a la empresa que hace la comida para 14 mil convictos de cárceles bonaerenses.

Las escuelas de gastronomía forman parte de la Red Creer, conformada por empresas, organismos oficiales y ONG’s con el objetivo de bajar los índices de reincidencia delictiva mediante la inclusión de personas privadas de la libertad y liberados al mercado de trabajo, en línea con el objetivo oficial de más trabajo y menos reincidencia.

Fuente : Clarin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here