Una enfermera fue esposada en Longchamps por negarse a tratar a un detenido

Una enfermera de un centro de salud de Longchamps denunció que fue esposada por una policía por negarse a realizarle una extracción de sangre a un detenido.

Según aseguró la mujer, el hecho ocurrió luego de explicarle a la agente policial que no podía atender al hombre porque no estaba habilitada y, además, debía asistir otros casos urgentes. 

Por el hecho se encuentra bajo investigación una sargento de la Policía Bonaerense, aunque por el momento las autoridades de la fuerza no adoptaron ninguna medida.

Al llegar, según relató la enfermera Claudia Loto, explicó a los efectivos policiales que no tenía matrícula para sacar sangre  y no podía hacer la extracción. “Ella (la policía) me increpa y me dice ‘te doy la orden de que saques ya sangre’. Me niego y me retiro a seguir atendiendo al paciente y ahí escucho: ‘a ésta me la llevo presa’. 

Las fuentes policiales, dieron otra versión de lo ocurrido. Según sostuvieron, la agente reaccionó cuando Loto comenzó a “insultar” a los efectivos y se “abalanzó” sobre uno de ellos, motivo por el cual habrían tenido que reducirla.

Actualmente, Asuntos Internos de la Policía Bonaerense está investigando el accionar de la oficial responsable de esposar a Loto, aunque hasta el momento “no se ha tomado ningún temperamento” sobre ella.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts