UTEP: Alimentemos con trabajo

0
128

Desde la Unión de Trabajadores de la Economía Popular emitieron un comunicado en el debate frente a la Tarjeta AlimentAR.

Marco Galán, referente del Movimiento Social Carlos Mugica (UTEP), se refirió a este debate y la necesidad de buscar otras alternativas ante la situación de crisis que se vive: «El Estado transfiere fondos a la familia, estas compran en este contexto de pobreza alimentos, los empresarios aumentan los precios de los alimentos desmedidamente y se evapora ese poder adquisitivo. Entonces estamos planteando desde la UTEP que la salida tiene que ser por otro lado, tiene que ser con trabajo«.

Comunicado UTEP:

Alimentemos con trabajo:

Creemos que toda ayuda social en este contexto es bienvenida, pero respetuosamente disentimos de la Tarjeta Alimentaria que, además de correr el eje de la inclusión desde el trabajo, es ineficiente y limitada. La respuesta es profundizar políticas que reconocen el trabajo de la economía popular, blanqueando su situación con todos los derechos garantizados y creando los puestos de trabajo que todavía faltan.

Las políticas paliativas a corto plazo son un mal camino cuando estamos en condiciones de potenciar y crear trabajo en actividades como la producción en pequeña escala, servicios ambientales, tareas comunitarias, infraestructura urbana y producciones agroalimentarias. Esto a su vez fortalece las economías regionales, el repoblamiento de las zonas rurales y el arraigo en los pueblos.

Además, esta política es doblemente errada si no se logran controlar los sobreprecios que sufren los usuarios de la tarjeta cuando la utilizan en los comercios, y los aumentos que genera la especulación de algunos con el precio de los alimentos. Los monopolios y los actores financieros trasnacionales terminan absorbiendo gran parte de la renta, aprovechando que los comercios barriales no cuentan con dispositivos de pago electrónico.

Si realmente queremos incluir, es a través del trabajo, avanzando hacia una política de Trabajo Social Garantizado con el Estado como último empleador y la dignificación real de la Economía Popular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here